Archive for 8/02/08

Tarta Sacher

8 febrero, 2008

sacher.jpg

Ayer sufrí la confirmación de una horrible revelación:  me fue imposible entrar en unos tejanos que hace dos años me hacían bolsas.

He decidido, por fin, en serio, de verdad verdadera, apartar temporalmente de mi dieta los dulces que, en las últimas fechas, habían vuelto a cobrar una excesiva relevancia. Los disgustos, supongo. Hay a quien la ansiedad le hace perder quilos a marchas forzadas. A mí me da por ponerlos, ¿qué queréis que os diga? Perseverando en la mala suerte, que no se diga.

Esta tarta la hice para el cumple de mi señora madre, que fue a finales del mes pasado, pero entre unas cosas y otras no he tenido tiempo de colgar la receta, conste.

——————————————————————————–

Derretimos el chocolate al baño maría (o al microondas, que es más rápido y limpio) y lo mezclamos bien con la mantequilla.

Aparte, batimos las yemas y el azúcar molido hasta que blanqueen.

Juntamos las dos preparaciones.

Batimos las claras a punto de nieve y añadimos los 50 gr. de azúcar antes de acabar de subirlas.

Vertimos la harina, a la que previamente habremos echado la pizca de sal, sobre la mezcla primera muy poco a poco (tamizándola con un colador, por ejemplo). Mezclamos bien.

Añadimos las claras montadas.

Colocamos en el molde (mantequilla y harina si es de los clásicos, ya sabéis) y metemos al horno, que tendremos precalentado a 180ºC. Unos 3/4 de hora aproximadamente, aunque, como siempre, comprobamos con un palillito que la masa esté hecha.

Dejamos enfriar completamente en el molde.

Desmoldamos y partimos por la mitad con mucho cuidado. Procedemos a untar la confitura. Nos resultará mucho más fácil si la calentamos un poquito con el microondas. La mayoría de recetas de esta tarta utilizan confitura de albaricoque, pero en mi caso preferí ponerle de frambuesa. Pa gustos, mermeladas.

Dejamos reposar en lugar fresco.

Vale. Empezamos a preparar la cobertura.

De nuevo al baño maría (o microondas), deshacemos el chocolate junto con el azúcar y 1/8 l. de agua. Tiene que cocer un poquito. Que quede bien ligado, espesito y brillante*. Vertimos sobre el pastel**. Dejamos enfriar en la nevera, mínimo dos o tres horas.

* Sobre todo mezclad muy bien, coladla si hiciera falta porque a mí me quedaron grumos a cascoporro y después del currazo que me pegué no os podéis imaginar la rabia que me dió cagarla en el último paso.

** Truco para cubrir la tarta por entero y sin enguarrarnos hasta las cejas, nosotros y la cocina: Si vuestro microondas es de los que tienen rejilla para calentar 2 platos, colocad la tarta sobre la misma y debajo un plato que recoja todo el chocolate sobrante. Cuando acabéis, ponéis la tarta en el plato de servir y a la nevera.

¡Ah! Otra cosa: en la receta ni se menciona la levadura pero yo creo que las claras no son suficientes. Echadle un poquito si queréis que el bizcocho quede mínimamente esponjoso.

Bon profit!

ingredientes.jpg