Archive for the ‘Cine’ Category

CSI FX films presents: Basic Instinct 2

30 abril, 2009

basicinstinct2-1

Ya que mañana es fiesta (yujuuuu!), adelanto un día el cartel de cine.

Durante esta semana hemos sabido que en Francia, la agencia pública que se encarga de las campañas publicitarias del metro de París, ha decidido substituir la mítica pipa de Monsieur Hulot por un molinillo de viento en pos de un mundo sin el humo del tabaco. “Es la ley”, dicen, pero, en mi opinión, las leyes pueden aplicarse de una forma más o menos estricta sin necesidad de hacer el ridículo.

Claro que no es la primera vez. Sharon Stone ya sufrió las consecuencias de las ilimitadas fronteras de la tontuna humana en su momento. ¡Y de qué manera!

basicinstinct2-2

Cartelmania.com / Instinto Básico 2 inglés

Cartelmania.com / Instinto Básico 2 francés

¡Feliz puente!

CSI FX films presents: Crossroads. Hasta el final.

23 enero, 2009

crossroads

Nada. Que no hay manera de salir del bache. Desde el martes he estado recluída en casa por una recaída gripal. Poooooco a poco. Sólo queda una semana y enero será historia. O con eso me consuelo, al menos.

Centrándonos en temas bloggiles, y en una semana en la que las petardas, incomprensiblemente, han vuelto a saltar a la palestra, no puedo por menos que traeros el cartel que representa la Opera Prima, cinematográficamente hablando, de una de las que bien podría encabezar la lista de ídems por múltiples y variados motivos.

Por 10 puntitos, ¿qué canta como una almeja y no es la propia Britney?

Cartelmania.com

El regreso de Indy

23 mayo, 2008

Escéptica. Así es como me dispuse a ver la nueva entrega de la saga del más famoso arqueólogo de todos los tiempos. Mi mayor duda consistía en averiguar de qué manera conseguían conjugar acción y envejecimiento en la figura del protagonista, pero tanto el sombrero como los contrapicados resultaron ser efectivos recursos a la hora de colar al especialista y hacer que resultara relativamente creíble.

A partir de ahí me relajé y decidí dejarme llevar sin más a través de pasadizos entelarañados, peldaños que desaparecen bajo tus pies, voraces hormigas gigantes y triples cascadas. Indiana Jones en estado puro, a pesar de notarse excesivamente la mano, en mi opinión, obsesionada de Spielberg (y hasta aquí puedo leer).

Extrañamente, porque esas cosas suelo hacerlas yo, A., perdido en intentar averiguar, entre otras cosas, cómo es posible que existieran “autopistas” en medio del Amazonas, no consiguió meterse en la película y salió decepcionado.

A mí me gustó.

Metamorfosis bráguica

24 febrero, 2008

involucion.jpg

Es lo que tienen las mutaciones. Una sale de casa tan pancha un lunes por la mañana y vuelve hecha una braga. Dolor de cabeza, malestar general, la garganta como una lija del 40… Después han venido las toses, los mocos, en fin, el peor proceso gripal que he atravesado en muchos años. Me he visto relegada a sufrir a los programadores de TV porque ni capacidad para concentrarme en leer cuatro líneas. Del ordenador ni hablamos.

¡Qué cantidad de porquería, por Dios! La misma mierda en todas las cadenas todo el santo día. Eso sí, estoy deseando saber quién se chupa a Marquitos.

Para paliar la intoxicación televisiva he visto alguna que otra película, gentileza de un tal Torrent. XTorrent (ay, bendito). Entre ellas, y ya que estamos con las mutaciones bráguicas, “No Country for Old Men“. Que no es que esté mal, y que me perdonen los fans de Javierito, pero cualquiera con la nariz rota y una peluca, que sepa mantener esa cara palo durante los 122 minutos que dura la cinta, podría hacer ese papel. ¿A qué tanto premio? Y esta noche la guinda final, con Pe entregando estatuilla en el Kodak Theater como si hubiera hecho algo medianamente decente desde que cambió el Jabugo por las hamburguesas.

Cine con orejas

13 noviembre, 2007

angry-aliens.jpg

Un total de 40 (hasta la fecha). Desde Alien a Titanic, pasando por Pulp Fiction, Scream, Indiana Jones, en Busca del Arca Perdida, Casablanca o El Resplandor.

angry alien productions nos las resumen en 30 segundos, reinterpretadas por conejos y versionando de forma muy personal sus B.S.O.

¿Tendrá algo que ver con Miffa y su bunny colonización?

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais

21 mayo, 2007

bladerunner.jpg

Ayer (por fin) vi Blade Runner o, para ser exactos, parte de Blade Runner, porque lo cierto es que me dormí. Supongo que ese dato por sí sólo es suficientemente revelador de la impresión que me causó la película.

La ciencia ficción nunca ha sido uno de mis géneros favoritos. Precisamente porque abordan el futuro son imperfectas, inexactas, con múltiples lagunas irresueltas que hacen imposible que tengan un mínimo de credibilidad. Si eso ya pasa cuando la fecha en la que está ambientado el filme está por llegar, cuando, como en este caso, está a la vuelta de la esquina, casi podrían calificarse de cómicas.

Y conste que pienso que tendemos a la atmósfera irrespirable que coinciden en recrear la mayoría de ellas. Ciudades abarrotadas, oscuras, sucias, violentas, deshumanizadas. La luz de Los Angeles desaparece para dar paso a la incesante lluvia. Supongo que en la época lo que se llevaba era el efecto invernadero de la capa de ozono, no pensaron en el cambio climático, con el que sería más consecuente Mad Max.

Tanto al autor de la novela, Philip K. Dick, como a los responsables de la adaptación cinematográfica, Ridley Scott & cia., les traicionan los imprevistos, fruto del desconocimiento lógico sobre el futuro. Si bien estos últimos hicieron un intento de mitigar el golpe trasladando la acción del 1992 inicial al 2019, no fue suficiente. Desde la primera escena en la que aparece ese entrevistador de Tyrell ¡fumando! pasando por el scanner con fuelle, los monitores CRT, la ausencia de GPS’s o móviles. Todo se confabula maliciosamente en pos de presentar la película como desfasada.

Con respecto a lo que aún está por demostrar, mucho habrá que correr para que en 12 años los coches vuelen y la mitad del planeta se haya mudado a colonias espaciales, teniendo en cuenta que ni siquiera está claro que dentro de 1 llegue a Sants el AVE.

Y Harrisond Ford no se fuga con una replicante atormentada y profunda, se casa con la insufrible Ally McBeal.

Holly, no apta para menores

16 mayo, 2007

audrey.jpg

Como os lo cuento. Si alguien piensa que películas como “Breakfast at Tiffany’s” son inocentes y deliciosamente encantadoras, desprovistas del más mínimo indicio de maldad por muy retorcida que sea la mente escrutora, incapaz de dañar en modo alguno a nuestros más que sobreprotegidos vástagos, está equivocado.

Si la estrenaran hoy, llevaría la misma calificación que la última de Rocco Sifredi: sólo para mayores de edad. Sexo, violencia, drogas, tacos y ahora… tabaco. Tócate los pies. Queda demostrado (una vez más) que la estulticia humana no tiene límites.

Intrusismo

9 mayo, 2007

ratatouille.jpg

Disney y su otecomproomematas Pixar ya tienen listo nuevo film a estrenar el próximo 3 de agosto. De nombre sospechosamente evocador al de uno de los personajes más famosos y con más talento de su época que vivió en Francia en el siglo XVIII y cuya ambición se concentraba en el huidizo reino de los olores”: Ratatouille.

La ambición de la rata protagonista, sin embargo, encuentra ubicación entre fogones, seguramente por eso el director de la película ha tenido a bien proponer a Ferran Adrià como doblador, y él, sin pensárselo dos veces va y acepta.

¿¡Pero estamos locos o qué!?

¿Por qué nos hacen esto? ¿Por qué teniendo esos fantásticos actores de doblaje, se empeñan en torturarnos cargándose las pelis a fuerza de meter con calzador las voces de Cruz y Raya, Flo, Josema Yuste o Carlos Latre? ¿Es que nadie se atreve a decirle a Antoñito Banderas que no se hace ningún favor doblándose a sí mismo?

Se podrá discutir la calidad de Ferran Adrià como cocinero. Debatir sobre la normalidad de la lista de espera o los precios de El Bulli, total por probar unas sferificaciones de melón, pero es su negocio. Vive de eso y donde no cabe ningún género de duda es en el hecho de que se lo ha montado muy bien, pero, ¿vender su voz? Los otros al menos pueden intentar justificarse diciendo que son actores, aunque en realidad ambas profesiones se parezcan lo que un huevo a una castaña, pero, ¿¡Ferran Adrià!? ¡¡Si ni siquiera sabe hablar!!

Zapatos

4 mayo, 2007

manolos.jpg

Me pierden. Desconozco si el poder hipnótico que causan sobre mí determinados escaparates está catalogado como algún tipo de patología. Si no es así, debería, porque además me consta que es un mal más o menos generalizado entre las féminas. Lo tengo asumido: no soy nada original en ese aspecto. El día que tenga el espacio suficiente como para montarme un zapatero como el que se gastaba Toni Collette en “In her shoes” no tengáis ninguna duda de que lo haré. Y seré feliz. Si, de paso, al abrir de par en par las puertas de mi fabuloso armario pudiera encontrarme con algún Manolo o cualquiera de las marcas que aparecen por esa maldita web, que intento visitar lo menos posible por no hacerme mala sangre, entonces la felicidad sería plena y hasta semi duradera, que, las cosas como son, no sólo de tacones vive la mujer.

Mientras tanto tendré que conformarme con darme una vuelta por L’Illa y como hice ayer, sin venir a cuento, comprarme unas manoletinas monísimas de Zara por 29,90€. Lástima que me trajera una de cada número.

Medidas perfectas

18 abril, 2007

pin-up-roja.jpg

Y no me refiero a las clásicas 90-60-90, que parece ser no son las ideales para la salud.

Tampoco al 10 de Bo Dereck que ha sido derrocado por el 7.

Me refiero a las medidas que un cliente te pasa alegremente por mail a la hora de hacerte un encargo.

Lección de Barrio Sésamo: primero la X (abcisas) y después la Y (ordenadas), ¿sí?

– “130×180 cm.

“Muy bien. Me pongo.”

Y les mandas propuestas. 10 de cada concretamente. 20 en total porque eran 2 modelos. Y te contestan con cambios. Y les vuelves a enviar los archivos con las correcciones pertinentes. Y vuelven a pedirte nuevos cambios (y así varias veces, que mientras haya tiempo, ¿para qué abreviar?), hasta que al final, un buen día, te dan el Ok. Perfecto. Preparas los originales, los grabas en un CD con toda la celeridad posible (aunque no importa demasiado la prisa que te dés, el mensajero siempre te pilla con la casa por barrer. Lo justo y necesario para que te dé el mini ataque de estrés diario). Se lo llevan a la imprenta. Las producen, las cargan en la furgonetita destino a la tienda, llegan, las sacan, las montan y con el Black & Decker en la mano se dan cuenta de que las medidas no son las correctas. Llevaban dos lonas verticales y necesitaban dos lonas apaisadas.

Y te llaman:

– “No sé qué ha pasado. Tendré que consultar con S. cómo lo arreglamos (es decir, si lo pagan ellos o lo pago yo). Yo te pasé bien las medidas: 130 de alto y 180 de ancho.

Y a mí se me llevan los diablos.